«Una entretenida conversación filial» para las familias de Altair