Un empate de fútbol y una victoria de la solidaridad