El director del Altair dice que «la ley ampara» a los padres de la diferenciada