Culminan las obras y mejoras en los edificios, financiadas por la Fundación Altair