“Altair fue el mejor regalo de mi infancia”